Estaban unos loquitos en un manicomio.Todos ellos estaban gritando: ¡ocho! ¡ocho! ¡ocho! ¡ocho!

Otro loquito vio que los demas estaban gritando Ocho, porque habian visto un hoyo en la pared.El loquito por curiosidad se asomo al hoyo de la pered y cuando se asomo le picaron el ojo y los loquitos empesaron a gritar : ¡NUEVE! ¡NUEVE! ¡NUEVE! ¡NUEVE!